La banca gana una nueva batalla en torno al IRPH

La Audiencia de Barcelona no ve abuso en un préstamo

La larga guerra judicial entre los consumidores de servicios financieros y la banca en relación con los préstamos hipotecarios referenciados al índice IRPH no ha terminado, pero esta semana se ha conocido un fallo importante. En el primer pronunciamiento de una audiencia provincial después de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE del pasado 3 de marzo –que dejó en manos de los jueces españoles determinar en cada caso si hubo transparencia o abuso en el momento de la formalización del préstamo–, la Audiencia Provincial de Barcelona ha fallado a favor de la banca.

La sentencia, adoptada por el pleno de la sección 15 de la citada audiencia con el claro objetivo de marcar doctrina, se convertirá en una guía para los tribunales de primera instancia de Barcelona y para muchas audiencias provinciales del país. Tras esta primera sentencia llegarán muchas más y no habrá claridad ni certidumbre total hasta que se pronuncie de nuevo la sala de lo civil del Tribunal Supremo.

El fallo es el primero de una audiencia provincial después del pronunciamiento del Tribunal Europeo

Por el momento, en la primera, la Audiencia de Barcelona recuerda que el IRPH no es una condición general de contratación, como ya había establecido el TJUE, sino un índice de referencia cuyo control corresponde al Banco de España y no a los tribunales. Eso lleva al tribunal, en el que José María Fernández Seijo ha actuado como ponente, a afirmar que “en el marco de una acción individual de nulidad de condiciones generales de contratación no se puede entrar a valorar el modo en el que se ha fijado un tipo de referencia legalmente predeterminado”. De lo anterior, los jueces concluyen que hay que desestimar la pretensión de que los bancos actuaron con abusividad.

Además, añade, el contrato de préstamo entre las dos partes en litigio fue lo suficientemente claro: “Se establece que el interés pactado será variable y se fija que el modo será aplicar uno de los tipos legales de referencia [el IRPH]. La cláusula es clara, precisa y permite al prestatario conocer, comprender y aceptar que la cuota de su hipoteca se hará a partir de un tipo de referencia fijado y controlado por el Banco de España”.

Pero la Audiencia va un paso más allá para dejar claro que, aunque se probara falta de transparencia –el peor escenario para la banca y el más favorable para el cliente–, eso no implicaría, de modo automático, que se ha producido un abuso. No basta con que el banco no sea transparente para que sea condenado.

Así las cosas, termina la sentencia, “la opción por uno de los índices de referencia no puede ser contraria a la buena fe”. Nada hacía pensar en ese momento que el cliente saldría perdiendo al vincular su hipoteca al IRPH y no al Euribor, por ejemplo. Por eso, la Audiencia desestima el recurso y confirma la sentencia de primera instancia. Para los demandantes, solo les queda el Supremo.

David Viladecans, director de asesoría jurídica de Tecnotramit, asegura que “esta sentencia deja claro que esta va a ser una cuestión muy controvertida en la que los pleitos en los que se pretende la nulidad del IRPH mayoritariamente se fallan en contra del consumidor, lo que comporta un riesgo de derrota elevado”. “Lo relevante es que entiende que, aplicando los mismos criterios del TJUE, la doctrina del Supremo sigue siendo válida porque la cláusula IRPH es suficientemente comprensible para un consumidor medio y, aunque no lo fuera, no podría considerarse abusiva, pues no hay desequilibrio entre las partes ni mala fe del banco”, explica Ignacio Benejam, socio de DWF-RCD.

Fuente: La Vangurdia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *